La Economía, la Política y la Casualidad


Escrito por Carmen Martinez

2 Comentarios

En España se dijo y se dice:

"Salen sólo unos hilillos" = "Hay dos vías de investigación pero los cuerpos de seguridad trabajan con la línea prioritaria de ETA" = "la línea de crédito no tiene condiciones sobre la política económica del Gobierno".

Esta forma de explicar sólo es una señal del calado intelectual del que dice, o hace decir, estas cosas. Yo me encuentro cada día con personas que se enfrentan al mundo de esta forma: se proyectan en lo que es, aunque "lo que es" sea la cosa más inquietante del mundo. A ellos les da igual si el mundo mejora o empeora, si es bueno o malo... mientras no corran peligro sus puestos, con el que ingresan su dinerito cada mes y con el rol que éstos les adjudican. Ellos están y no salen corriendo: son los guardianes del sistema.

El problema reside en que el mundo se ha doblegado a una especie de monocultivo: cuando en un huerto el cultivo es heterogéneo lo bueno de una especie suele ayudar a las otras de forma parecida a como el parasol de alguien que tome al sol a tu lado en la playa puede protegerte a ti y el otro se puede beneficiar de tu atractivo para atraer compañía... cuando todos los guapos los ponemos en una Terraza BIT los feos lo tienen más crudo y además, tanto unos como otros, están mucho más localizables para que alguien pueda aprovecharse de ellos mediante la estrategia y no la casualidad.

Esas estrategias tienen un terreno abonado en nuestro mundo monocultivo.

Se sabe que es mucho mejor ir de paseo o a la discoteca esperando a la casualidad para conocer a alguien que llamar por teléfono a un anuncio de contactos. Se sabe pero casi no nos hemos dado cuenta que hemos dado ese paso y que ahora somos lo segundo.

Ya no hay casualidad, o la gente ha dejado de confiar en ello... y en el mundo del monocultivo no hay mucho donde elegir, si es tomate sólo verás tomate, y más tomate y más tomate...

2 comments

Escribe un Comentario