Acción sin límite y sin ego


Escrito por Carmen Martinez

4 Comentarios



Creo que es importante la acción, el llevar a cabo nuestros impulsos... porque si se hace desde todo nuestro ser significa que lo que conlleva nuestra acción otorga el máximo placer y el mínimo perjuicio. De la misma forma que el perjuicio de la muerte es mínimo comparado con el placer que da haber vivido. Si se corrompe esto y sin darnos cuenta hacemos algo no por necesidad sino por sentir el subidón que produce (como una adicción) la hemos cagado... ;) el placer de vivir se vuelve mínimo y el temor a la muerte se convierte en un gran sufrimiento.

Gaudi a pesar de sus obsesiones... a la fuerza tuvo que tener muchos momentos de "comunión" con la vida para lograr que su creatividad condujera a tanta belleza, si sólo hubiera estado preso de su ego se hubiera quedado estancado en su trabajo repitiendo patrones  como también le ocurrió probablemente en ocasiones.

Y no olvidemos que la "comunión" es una atenuación del ego para llevar nuestra atención a los estímulos tanto internos como externos que lleva a una percepción de esta totalidad de forma consciente... asumiéndola. Sintiendo todos estos estímulos como propios. Y una vez percibida esa experiencia, uno puede ponerse a recrear un árbol mediante un montón de piedras porque ha sido un árbol.

Por ejemplo, si se come con hambre real respetando este alimento y actuando con sensibilidad logramos equilibrio en nosotros y en el mundo, si buscamos sólo el placer (el subidón) y comemos sin hambre o acaparamos demasiado alimento como si este no estuviera vivo y no tuviera derecho a vivir lo estropeamos todo... el placer es mínimo y el daño causado es máximo.

Este ejemplo se puede llevar a cualquier tarea humana... y tiene que ver con el ego y con esa pregunta que nos deberíamos hacer a cada momento ¿cual es la razón verdadera de que ahora escriba, trabaje, me alimente, me relacione...? ¿es para pacificar al ego y acallar su voracidad eliminando así la ansiedad? ¿o es para lograr una "comunión" con el mundo?

Si lográramos responder de la segunda forma de manera honesta la felicidad en la que estaríamos instalados sería inmensa, infinita... y la vida, el crecimiento en nuestro planeta mucho más poderoso que la catástrofe... la muerte.


4 comments

Escribe un Comentario