Un pez


Escrito por Carmen Martinez

14 Comentarios



Hay algo que se mueve: como un pez. Los sentidos construyen un recipiente lleno de algo que fluye con el pez (como el agua en una pecera)... son los movimientos de este líquido (derivados de los movimientos del pez) los que son percibidos por los mismos.

Los sentidos solo ven la estela que deja el pez.

No hay nada que no sea pez, puesto que los sentidos sólo son una leve onda de la infinidad de movimientos del pez. El pez no necesita agua en la pecera para existir, ésta sólo es necesaria para el movimiento que depende de otro movimiento... y el pez no depende de nada, él si es.

Tampoco el pez necesita verse reflejado en los movimientos del agua porque su existencia no depende de ello, por lo tanto no crea ningún recipiente para ver su propia estela... si así lo hiciera viviría en la infinita red de universos que sus movimientos crean. Y no. En él todo acaba: todo se realiza.


14 comments

Escribe un Comentario