Mente y Estructura


Escrito por Carmen Martinez

5 Comentarios


A más movimiento (cambio y regeneración) de una estructura: más mente.

Si la estructura se hace rígida pierde vitalidad hasta el momento en que pierde totalmente la mente y muere.

Para regenerarte debes morir antes de perder la mente, cambiar, evolucionar a otra cosa… destruir cualquier rigidez que se halle solidificada y latente.

Que la estructura siempre caiga antes que la mente, para que así la mente se libere y pueda buscar y construir otras estructuras, si la tenemos enquistada durante demasiado tiempo en una solidificación se desgasta y vuelve poco a poco a un punto cero, demasiado yin para cumplir sin dramatismo su camino.

El dramatismo del vacío y de la oscuridad por la que atraviesa en su muerte mental la estructura que se hizo rígida se convierte en una sensación de muerte real para la mente que deja de ocupar su lugar vital y eterno hasta que el flujo natural le lleva a otro estado, entonces descubre que si hay estructura hay mente y que este juego es totalmente armónico y no dramático.

La diferencia de la estructura que se regenera ella es que no pasa por el túnel yin (oscuridad y muerte) ni se encuentra de pronto con la salvación yang (luz divina), sino que  se esfuerza y se recompensa por su propia vitalidad, su “siempre” es real y su “constante cambio” también.

5 comments

Escribe un Comentario