EncadenaMeme: ¡Todo estaba tan bien preparado!


Escrito por Carmen Martinez

8 Comentarios

Ivan me ha pasado este EncadenaMeme
La historia creada por él es esta: El Chupa-Chups


Tú puedes seguir el meme teniendo en cuenta las reglas básicas: debes construir un texto utilizando como primera frase la última frase del siguiente relato, no siguiendo la historia sino construyendo una totalmente distinta de la que yo he creado.



¡Todo estaba tan bien preparado!

“Espero que hoy no lleve puesto el cinturón” pensé cuando la hora del atentado, que tanto habíamos planeado, se acercaba. Se trataba de provocar un accidente para que no pudiera salir con vida el marido de nuestra cliente. El conductor contratado para el trabajo iba en un coche de gran resistencia y alta seguridad, era una persona de gran experiencia en conducción y todos los detalles de tan arriesgado compromiso estaban milimetradamente estudiados. Nada debía ocurrir mal, el hecho de que yo deseara que nuestro objetivo no llevara el cinturón de seguridad era sólo la pretensión de tener la plena seguridad del éxito de nuestra empresa, era un detalle que habíamos estudiado, sabíamos que cuando iba sólo en el coche se le olvidaba colocárselo. Un accidente en el que quedara parapléjico no era un buen asunto, pues nuestra cliente lo que quería era heredar la fortuna que su marido poseía. Si éste no salía bien, un segundo accidente haría que la policía y su entorno empezaran a sospechar, por lo tanto todo debía suceder bien ahora. Todo estaba preparado para que hubiera pruebas de un fallo técnico en el coche de nuestro colaborador, lo que nos daría problemas jurídicos que resolveríamos con el dinero de la “viuda”. Sería difícil sospechar.

Ya ha pasado casi una hora del momento programado para que sucediera el accidente, no sé porqué todavía no he recibido noticias, la ansiedad me hace sudar. Por fin llaman, los nervios hacen que tarde un poco más de lo normal en darme cuenta de qué botón debo marcar para escuchar la voz de mi interlocutor, oigo un silencio que también se alarga más de la cuenta, al fin alguien dice: él no ha muerto, tiene heridas por todo el cuerpo pero al parecer no morirá. Pero su acompañante si que ha muerto. Era su hijo de ocho años que se sentaba detrás, no llevaba puesto el cinturón, nunca viajaba con él a esta hora, es una terrible jugada del azar, su madre nos ha llamado, está histérica, dice que lo contará todo, absolutamente todo a la policía, porque dice que no puede callarse, que no le importa ir a la cárcel. Que ya no le importa nada. Tienes que darte prisa, márchate lejos, coge un avión lo más rápidamente posible. Todo se nos ha ido de las manos.

Me dirijo al aeropuerto después de haber pasado por el banco para sacar el máximo de dinero que he podido sin llamar demasiado la atención, no he recogido nada de casa, ya daré instrucciones para que me envíen lo que necesito. Llegó al aeropuerto y miro el panel de salidas: Londres, Milán, Cancún, Buenos Aires… veo programada una salida para dentro de una hora a Los Ángeles, me acerco al stand de venta de billetes, le pregunto a la empleada si hay billetes para ese vuelo, me dice que sí, pero que debo darme mucha prisa si quiero embarcar, que he de pasar por todas las medidas de seguridad. Me da el billete: vuelo 815 de Oceanic Airlines, Los Ángeles (Estados Unidos).


Se lo paso a Jordicine, Itoitz y a quien esté dispuesto a echarse un ratillo construyendo una historia.


8 comments

Escribe un Comentario